• Xavier Miralpeix

Si sigues estos consejos empezarás el año haciendo deporte con más facilidad


















Enero y septiembre son los meses del año con más inscripciones en los gimnasios. El primero, por ser el mes de los buenos propósitos, y el segundo, por ser el siguiente a unas vacaciones llenas de excesos. Esta fórmula de apuntarse al gimnasio para obligarse a ir y hacer ejercicio puede funcionar en personas a las que les gusta el deporte y estar activo, ya que les sirve de motivación a lo largo del año, pero a los que no les gusta o no lo practican habitualmente, el planteamiento para tener un estilo de vida más saludable y activo debe ser otro.

Elegir el ejercicio que más se adapte a los gustos de la persona, no esperar resultados inmediatos a corto plazo y disfrutar del proceso. Saber qué es lo que quieres, te ayudará a seguir esa motivación que necesitas para seguir adelante,


Por mi experiencia sé muy bien que hay que ir con calma y que machacarse un día a la semana sin disfrutar no da un resultado tan bueno como ir tres días y disfrutarlo. Para comenzar es clave la motivación.


Hay que pensar en que todos hemos tenido que empezar alguna vez “empezar hoy, no el lunes ni el mes que viene".


El primer paso para correr una maratón es calzarse unas zapatillas, empecemos la casa por abajo y hacerlo divertido.


Tenemos que buscar una actividad que alguna vez te haya llamado la atención o llevas tiempo queriendo probar.


Hacerlo en grupo es también otra opción muy motivadora. Los deportes o ejercicios físicos realizados en grupo generan una mayor satisfacción y adherencia que los individuales para las personas que acaban de empezar.


Apuntarse a actividades en grupo o quedar para hacer ejercicio con otras personas. Esto nos obligará a salir de casa ya que hemos adquirido un compromiso.

Usar aplicaciones móviles que hacen que estando en casa hagamos ejercicio. En ellas se puede encontrar tanto clases dirigidas como sesiones de ciclismo. Apuntarse al gimnasio. Esto obliga en un principio pero hay veces que no es suficiente por eso aconsejo“comprometerte con alguien o aclarar bien los objetivos que quieres. Tener un reto realista y asequible.

Compartir la experiencia. Mantener informada la agente puede ayudar a mantener la actividad. Informar a los que tenemos cerca. Ellos pueden sacarnos del sofá y motivarnos. Valorar los pequeños cambios. Una cosa que hagas para mejorar tu día aumenta las posibilidades de ir mejorando poco a poco cada semana.


Rodearse de gente activa. Cuando nos rodeamos de personas que tienen rutinas de actividad física, nos contagiamos de su entusiasmo y nos motiva para hacerlo nosotros.

Crear hábitos saludables. A medida que nos ponemos en acción, todo lo demás viene más rodado. Si realizamos ejercicio, nuestro cerebro se predispone mejor para alimentarnos mejor y descansar más.

0 vistas

©2019 by Xavi Miralpeix.