• Xavier Miralpeix

DESPUÉS DE LAS COMILONAS NAVIDEÑAS ¿QUÉ HAGO PARA VOLVER A MI ESTADO SALUDABLE?


















En estas fechas navideñas es muy común excedernos en la alimentación con más grasas saturadas y azúcares refinados que nos hacen subir de peso y adormecernos en el sofá, quitándonos toda la energía y motivación para mover nuestro cuerpo.


Consumimos verdaderas bombas calóricas y encima repetimos ese plato tan rico de la cena de Noche Buena para que no se tenga que tirar la comida. En definitiva, nos pasamos 7-10 días intentando acabar con las sobras y esa alimentación tan perjudicial para nuestra salud, parece no tener fin.


La llegada de enero y con él un año nuevo, debería motivarnos para reincorporar esos hábitos saludables que dejamos atrás hace unos días y proponernos un rumbo adecuado para favorecer un óptimo estado de salud con el que comenzar el 2020.


Adquirir unos hábitos saludables no es tan complicado, simplemente hay que tener claras unas sencillas pautas y procurar aplicarlas en el día a día:


Ejercicio físico:


Las comilonas, los traslados de un lugar a otro y la falta de tiempo pueden dejarnos sin tiempo suficiente para hacer ejercicio. Por ello, es importante volver a una rutina en la que dediquemos al menos 30 minutos de ejercicio físico al día, lo que nos ayudará a quemar los excesos de las fiestas y a sentirnos mejor, no sólo a nivel físico sino también mental.


La actividad física puede incluir desde deportes más activos como la bicicleta, hasta otros menos activos como por ejemplo pasear a buen ritmo. Cada uno deberá escoger la modalidad que más se adapte a su gusto y condición.


Además, recuerda que una buena hidratación a la hora de practicar deporte es esencial antes, durante y después de la actividad.


Alimentación saludable y equilibrada:


Es algo habitual intentar compensar los excesos de navidades con las llamadas “dietas de choque” o “depurativas”. Sin embargo, esto puede desequilibrar aún más tú organismo o incluso crear el llamado “efecto rebote” a posteriori. Por ello, lo más recomendable es retomar una dieta variada y equilibrada, que incluya todos los grupos de alimentos necesarios en las cantidades recomendadas para cada uno de ellos.


Para ello:


• Evita los excesos de grasas y dulces y consúmelos sólo de manera ocasional.

• Recupera los cocinados sencillos a la plancha, al horno o al vapor, con un poco de aceite de oliva como grasa de adición y cocinado.

• Recuerda comer 5 raciones diarias entre frutas y verduras.

• Elige proteínas magras como la pechuga de ave sin piel, el conejo, el lomo y solomillo de cerdo o el pescado. Además, aprovecha la gran riqueza de alimentos de nuestra gastronomía y alterna entre las distintas fuentes de proteína tanto animal como vegetal.

• Opta por hidratos de carbono integrales como base de tu alimentación.

• Mantén un adecuado estado de hidratación. El agua siempre es la opción más recomendable con la que acompañar tus comidas.


Si te pones a ello, pronto verás resultados pero si no te ves con fuerza y capaz para hacerlo sol@ y crees que necesitas una hoja de ruta y alguien que sea tu "SHERPA" para lograr ese objetivo de salud y bienestar, solo tienes que preguntarme por mis servicios y te ayudaré.

www.xaviermiralpeix.com



©2019 by Xavi Miralpeix.